Un anciano ha sido detenido por la Policía Nacional por un delito contra la libertad e indemnidad sexual; el hombre, de 71 años, realizó tocamientos a su propia vecina en el portal del edificio donde viven en Málaga.

La denuncia fue interpuesta por la víctima y, al parecer, su propio marido habría sido testigo parcial de los hechos: el anciano habría abordado a su vecina en el portal del edificio donde ambos viven y le habría realizado tocamientos mientras le ofrecía dinero por mantener sexo oral.

Josele Sanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *