Antonio y Almuena con la pequeña Lucía Vivar

La Audiencia Provincia de Málaga dicta sentencia pero no hace justicia. La muerte de la pequeña Lucía Vivar en las vías de tren Pizarra no puede ni debe quedar así. Hay negligencias en la investigación y en la autopsia. Y los ciudadanos ya estamos hartos de tener que acatar resoluciones judiciales injustas que apestan a presiones de grandes empresas -como en este caso ADIF-Renfe-, un hedor a “chanchullo y cambalache” que echa de espaldas.

Para la Audiencia Provincia de Málaga sólo se trató de un accidente.

 

Este periodista, que he tenido la ocasión de estar con los padres de Lucía, que ha compartido su dolor y ha repasado con ellos cada detalle de la investigación y del contrainforme de la autopsisa realizado por el eminente forense Luis Frontela, no puede, ni debe -como director de un grupo de comunicación que defiende un periodismo veraz, independiente e insumiso con los poderosos-, dar la muerte de la pequeña Lucía Vivar por zanjada.

Me comprometí con el padre de Lucía a no dejarles solos: y siempre cumplo mis compromisos.

Porque existe un informe de toda una eminencia internacional, un referente científico de la medicina forense en los cinco continentes, que cuestiona la deficiente autopsia realizada a la pequeña Lucía.

Lucía sólo tenía 3 años y sus padres, Antonio y Almudena, no conciliarán el sueño ni podrán rehacer sus vidas hasta que no se aclare qué pasó con su hija y cómo murió.

La Audiencia provincial de Málaga ha sido insensible con el dolor de los padres hasta rozar la prevaricación.

Según el profesor Frontela, la hora de la muerte de la pequeña Lucía fue a las 5.53 horas, y ese horario no coincide con el del paso del tren que supuestamente le causó la muerte.

En el concienzudo y determinante informe del profesor Frontela, “la niña murió en otro sitio y la pusieron allí y en la cabeza presentaba dos golpes. La niña estaba completamente desangrada y sin embargo sólo se encontraron pequeños restos de sangre junto a la vía del tren”.

¿Qué pasó con el resto de la sangre del pequeño cuerpo de Lucía Vivar?

¿Se evaporó?

Profesor Luis Frontela

También afirma el prestigioso forense –tras haber hecho él personalmente idéntico recorrido al que supuestamente hizo Lucía, con solo 3 años, sobre las vías del tren y de noche- que “resulta del todo imposible que una niña de esa edad hiciera sola es recorrido“.

El profesor Frontela lo tiene claro: “El caso de Lucía Vivar caso se ha cerrado en falso”. 

Los padres de Lucía interpusieron denuncia por homicidio imprudente contra la Guardia Civil, Adif y Renfe por la escasez de medios de investigación efectuados por el Instituto Armado, por la deficiencia del visionado de la grabación de imágenes del lugar y por la no paralización del tráfico ferroviario siendo este aspecto el  más importante…

Y la propia Audiencia de Málaga reconoce que la dotación de agentes de la Guardia Civil “fue insuficiente para evitar el suceso final”, pero “se quita el muerto de encima” (nunca mejor dicho) sosteniendo que “no convierte, ni la actuación de los que acudieron al auxilio, ni de quien los podían dirigir, en una acción de imprudencia grave y trascendente, ni está relacionada con el fatal desenlace”.

Y Sus Señorías se quedan tan anchos. Claro, no se trata de la hija de ningún de ellos.

Ya avisé en su día que tenía mucha información del caso y que no la haría pública hasta que no me lo pidieran los padres de Lucía.

A diferencia de “la prensa del sistemaLa Tribuna de España, La Tribuna de Málaga y el resto de digitales del GRUPO Tribuna de España, no hace un show business del dolor ajeno y -muy al contrario- somos periodistas para ayudar a nuestro prójimo más próximo.

Esta no va a ser una página más cerrada en falso para mayor vergüenza del desacreditadísimo sistema judicial español.

Para nosotros la muerte de Lucía Vivar sigue sin cerrarse y seguiremos aportando información que acabe por obligar a la justicia a reabrir el caso.

Y ojo, que alguna vez tendrán que pagar los jueces sus decisiones, si se llega a demostrar que han estado “dirigidas” a favorecer los intereses de alguna empresa muy importante.

Estando yo todavía en el exilio, en Portugal, vino a verme Antonio Vivar (el padre de la pequeña Lucía) acompañado del infatigable Salva Martí (ese policía local de Logroño que con su mascota-policía Alexia vive entregado a la defensa de los niños).

Pasamos un día entero trabajando, repasando sentencia, autopsia, informe del profesor frontela. Encontré a un buen chaval, un tipo joven, sencillo, de pueblo, que tenía una vida normal y feliz hasta que un desgarro les rajó el alma…

Sometí al pobre padre a un tercer grado con preguntas muy delicadas, muy íntimas y muy dolorosas… y acabé creyéndome yanto a aquel buen hombre, terminé tan comprometido con esos padres que voy a poner todos los recursos de investigación del GRUPO Tribuna de España al servicio de este caso.

Porque Lucía no descansará en paz hasta que se sepa, de verdad, quién, cómo y por qué la mató.

Acaso, sólo entonces, Antonio y Almudena podrán seguir su vida en común, tener y criar nuevos niños, y volver a creer que existe la justicia.

Josele Sanchez
Desperta Ferro. Josele Sánchez

2 thoughts on “La muerte de Lucía Vivar cerrada en falso. Vergonzosa sentencia de la Audiencia de Málaga que exime de toda responsabilidad a ADIF-Renfe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *