Málaga: ¿Refugiados Wellcome? Por María José Ruiz. Directora de La Tribuna de Málaga

¿Quiénes son refugiados? Aquellos que huyen de un país en guerra o que son perseguidos por motivos ideológicos o religiosos. ¿Cuántos de ellos llegan a Málaga? Resulta muy rentable aparecer en la foto dando la bienvenida a los nuevos vecinos que llegan en pateras pero, ¿cuántos de ellos provienen de países en guerra o son víctimas de persecución política o religiosa? La gran mentira, la gran demagogia utilizada por “la prensa del sistema” para negar la realidad: se está produciendo una invasión islámica de España en general (y de Málaga en particular) que nada tiene que ver con la atención a inmigrantes en situación de extrema necesidad. La mayoría de los que llegan hasta nuestras costas son jóvenes musculosos y no esos cadavéricos cuerpos que mueren de hambre y que ya ni siquiera muestran las televisiones del sistema. ¿No estamos ayudando a las personas equivocadas? ¿No estamos fomentando, acogiendo, otorgándole identidad, pagando la atención a su salud, escolarizando a sus hijos y subvencionando a peligrosos islamistas de Boko Hram y de otros ejércitos de radicales de Alá y de la media luna? El pasado 23 de noviembre 534 musulmanes llegaban a Málaga de los que sólo 75 eran mujeres y 3 niños: es decir, ¡456 varones! Con un estado espléndido de salud y con una pinta de no haber pasado hambre en su vida. ¿Sabemos quiénes son cada uno de esos 456 mahometanos llegados a Málaga, qué historial tienen y cuáles son sus verdaderas intenciones? Sólo unos días antes, mientas España debería celebrar como Dios manda el Día de la Hispanidad, el 12 de octubre, 611 musulmanes más llegaban a Málaga y –pese a la descoordinación habitual entre Junta de Andalucía y el Ayuntamientos de Málaga, los recién llegados eran acogidos con pancartas de “Refugiados Wellcome” y serpentinas… ¿Saben cuántos de esos 611 pacíficos musulmanes eran “técnicamente” refugiados? Ninguno. Eso sí, el Ayuntamiento pone a disposición de los musulmanes (la inmensa mayoría varones, aparentemente sanísimos y con cuerpos esculturales, como de muchas horas de gimnasio o de ¿formación militar?) Ciudad Jardín, el Centro Deportivo José Paterna (en El Palo) y hasta el Centro de Bomberos de Campanilas. El Ayuntamiento de Málaga trasladó su batalla política con la Junta de Andalucía criticando la falta de medios ofrecida por los esbirros de Susana Díaz pero, en realidad, lo único que buscaba Francisco de la Torre era aparecer él como el bueno en esta cruzada por ver quién es más tonto a la hora de ceder nuestra ciudad y nuestra patria a quienes Ya están realizando una nueva reconquista de “su Califato”. El 26 de julio eran 154 los musulmanes que llegaban hasta nuestra ciudad (mujeres y menores se contaban con los dedos de ambas manos). Marroquíes (cuyo país no está en guerra y por tanto no pueden recibir la condición de refugiados), argelinos (cuyo país no está en guerra y por tanto no pueden recibir la condición de refugiados)… y así, suma y sigue. Paguita de 532 euros mensuales para todos (lo que no reciben los españoles en estado de extrema necesidad), pisos gratis en muchas ocasiones, comedores gratis para los niños siempre y todo tipo de ayudas sociales. ¿De verdad no vemos que se está subvencionando con el dinero de todos los españoles la reconquista de Al Andalus? Malagueños, déjense de buenismos. No es cuestión de xenofobia, racismo, extrema derecha ni otras estupideces: See trata de poner fin a la invasión islámica.